Día de la visibildiad Intersexual: contra la patologización

Día de la visibildiad Intersexual: contra la patologización

La intersexualidad es una forma de diversidad corporal. Se eligió este día porque se dio la primera manifestación en el año 1996, fuera de la sede en Boston, donde la Academia Americana de Pediatría convocaba su conferencia anual.

Morgan Carpenter, lo define así “Las personas con variaciones intersexuales, nacen con características sexuales atípicas. Nos enfrentamos a varias situaciones relacionadas a la salud y derechos humanos – y un estigma profundo -, atrapados entre dos visiones contrastantes acerca de quien somos y como es que deberíamos ser. Por un lado, esto incluye intervenciones médicas en bebés y niñxs, que están expresamente destinadas a hacer que los cuerpos intersex, se adecúen a las normas sociales de un sexo o género específico. Por otro lado, las persona con variaciones intersex, enfrentan cada vez más la sensación de no pertenecer a un género, debido a las expectativas sociales para que se identifiquen como un tercer género o sexo, o para desafiar o transgredir las normas de género”.

“Somos intersexuales, no hermafroditas. Se da por hecho que el hombre es XY y mujer XX, pero no en todos los casos”, subraya. Es consciente de que la percepción social sigue asociando al término griego a todas las condiciones de intersexualidad, y persiste la idea de que son personas con genitales masculinos y femeninos a la vez. No es así. El mito, el tabú y la leyenda distorsionan una realidad mucho más compleja. “Hay más de 40 causas distintas por las que se origina y cada año se describe alguno nuevo. Hay muchas posibilidades, la intersexualidad se produce cuando hay una discrepancia entre el sexo génetico, el de la gónada y el de los genitales” explica la doctora Laura Audí, investigadora del grupo de Endocrinología Pediátrica del Vall d’Hebron para el diario El País.

Cuando se habla de binarismo de género, se habla de un único horizonte para la dientidad: varón o mujer. En esto se vale la medicina para muchas veces proponer operaciones quirúrgicas que modifican el cuerpo de los bebes para ellos determinar su identidad sexogenérica.

Esta realidad es funcional al discurso clerical de poner a la mujer como una incubadora humana y al hombre como alguien viril. Para así seguir fomentando a la familia nuclear como modelo de este sistema sistema capitalista y patriarcal. Ejemplo de esto son las declaraciones del papa Bergoglio al decir que las personas trans somos “bombas nucleares” porque atentamos contra los “buenos valores” que se deben fomentar.

El cinturón de la heteronorma no solo es para las identidades, sino también para la sexualidad, por eso siempre es bueno aclarar que la identidad hace a la autopercepción de si mismo d una persona y la sexualidad a su deseo, gustos, etc.

Este 18 de noviembre se realizará la marcha del Orgullo en la Ciudad de Buenos Aires, es necesario ganar las calles para exigir el cese de la discriminación, una educación sexual integral que contemple todas las identidades y sexualidades y que no solo se centre en explicar cómo prevenir el embarazo o el HIV entre personas heterosexuales.

A estas demandas se le suman que se implemente el cupo laboral trans, la derogación de los códigos contravencionales y la separación de la Iglesia del Estado. Hoy es un día que llama a la conciencia, pero a la cultura heterosexista y patriarcal se la combate en las calles, de forma independiente de los gobiernos e instituciones que la avalan y pregonan.

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

mode_editLeave a response

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *

menu
menu