Talleres Género y Marxismo: “Nuestro desafío: bucear en el marxismo más creativo y libertario para encontrar estrategias por la emancipación de la mujer y contra todas las opresiones”

Talleres Género y Marxismo: “Nuestro desafío: bucear en el marxismo más creativo y libertario para encontrar estrategias por la emancipación de la mujer y contra todas las opresiones”

Por Cynthia Lub y Carmen Neri

A través de la reflexión y el debate, fuimos hilando las estrategias de lucha por la emancipación de las mujeres junto al conjunto de las clases explotadas y oprimidas por este sistema. ¿Es posible acabar con el patriarcado, dentro del sistema capitalista?, fue uno de los debates más profundos de las primeras sesiones. Aunque aún tenemos mucho por aprender, creemos que la realidad demuestra que si bien una revolución no puede acabar automáticamente con un patriarcado “íntimo amigo” del capitalismo, esta “alianza”, en un contexto de crisis, es cada vez más criminal: desigualdad salarial, feminicidio, prohibición del aborto, mayor precarización y explotación laboral, recortes sanitarios…

El marxismo y la cuestión de la mujer

Mientras recorríamos la historia de lucha de las mujeres, en sus diferentes vertientes y movimientos, fuimos destacando experiencias como la de la Comuna de París, la revolución rusa, la de las mujeres internacionalistas, socialistas revolucionarias, las milicianas, así como las oposicionistas al régimen de Stalin. Porque creemos que rescatar la historia de estas mujeres es una tarea consciente y militante, que no surge automáticamente. Y desde la lente del marxismo le fuimos dando vida a esas experiencias, pensando una estrategia de lucha para la actualidad.

para crónica fin 5

Lejos de lo que piensan los ideólogos y académicos burgueses, para nosotras el marxismo como pensamiento totalizador, está lejos de ser “arcaico”, “estanco”, “determinista económico”. Ese es el marxismo vulgar o deformado que nos enseñan en las cada vez más elitizadas universidades, en las que los hijos de las trabajadoras no pueden estudiar. Como dijimos en varias sesiones, nos proponemos dos tareas. Por un lado, demostrar que el marxismo desarrolló las ideas más libertarias y creativas para la emancipación de la mujer: como la desnaturalización de la familia y el matrimonio, pilares de la opresión e instituciones fundamentales para el desarrollo de la propiedad privada y el Estado. Estas ideas fueron enormemente enriquecidas por hombres y mujeres marxistas al calor de la lucha de clases, muy poco conocidas; cuestión que también nos proponemos difundir. Por el otro, intentamos liberarlo de todo tipo de esquematismos impuestos por décadas de stalinismo, que no ha hecho más que ensuciarlo; lo que ha provocado que muchas mujeres del movimiento feminista se alejaran del marxismo, confundiendo el “falso marxismo stalinista” con sus fundamentos más reales y profundos.

Segunda Sesión: Marxismo y la cuestión de la mujer, Barcelona.

Segunda Sesión: El marxismo y la cuestión de la mujer, Barcelona.

Dinámica de los talleres: reflexión y debate en grupos

Dinámica de los talleres: reflexión y debate en grupos, Barcelona.

Es así que hemos dedicado toda una sesión, “El marxismo y la cuestión de la mujer”, centrándonos en la gran experiencia de la Revolución Rusa y los debates teóricos como: la extinción de la familia, la socialización de las tareas domésticas, el amor libre o la incorporación de la mujer al trabajo asalariado. Nos basamos en el libro de Wendy Goldman “La mujer el estado y la revolución”,del que nos cedió los derechos para publicarlo y traducirlo al castellano. En él rescatamos todas las medidas hacia la igualdad y emancipación de género planteadas por los bolcheviques, y los avances que se dieron en el nuevo Estado Obrero: avances jamás dados por ningún país capitalista hasta nuestros días.

Pero también vimos cómo este gran proyecto fue traicionado desde dentro, ante el avance estalinista y el proceso de burocratización de la URSS. La experiencia de la Revolución Rusa nos permitió profundizar en la concepción emancipadora del marxismo, que nada tuvo que ver con la monstruosa experiencia estalinista: sino su contrario, a diferencia de lo que plantean muchas feministas.

La reivindicación de las mujeres oposicionistas al régimen de Stalin, como Eugenia Bosch o Nadejda Joffe, fue todo un descubrimiento para las decenas de mujeres que participaron de los talleres. Porque vimos cómo desde las filas del comunismo revolucionario se alzó una voz contra la degeneración estalinista: Trotsky y los trotskistas que se enfrentaron política, teórica y físicamente al stalinismo. Y una de sus banderas fue la lucha inclaudicable por la emancipación de las mujeres y contra la destrucción de las conquistas de la Revolución de Octubre en el terreno de la familia y la liberación de la mujer de la esclavitud doméstica y asalariada.

El marxismo en diálogo y debate con los diferentes feminismos

Reflexionamos también sobre los debates y diálogos entre los diversos feminismos, evitando un enfrentamiento mecánico entre ellos o una esquematización estanca. El libro de Andrea D’ Atri, Pan y Rosas. Pertenencia de género y antagonismo de clase en el capitalismo, fue un aporte fundamental para el desarrollo de los talleres, que presentamos y editamos especialmente.

Debatimos sobre el feminismo radical de la “segunda ola” de los años 60 y 70, cruzado por ideas como: “lo personal es político”, la revolución sexual, “los sujetadores a la hoguera”, contra el imperialismo y el capitalismo. En los años 80-90 el feminismo sufrió importantes transformaciones, inhibiendo su potencial radical en un contexto de ofensiva capitalista y de imposición del llamado neoliberalismo a escala mundial, y provocando su “institucionalización”. Por otro lado, el marxismo aun se confundía con el stalinismo, en el marco de una ofensiva ideológica, de un “capitalismo invencible” que abogaba por el fin de la historia después de la caída del muro de Berlín. En este contexto se multiplicaron las ideologías “post”: post-revolucionarias, post-marxistas, posmodernas, y también post- feministas.

Primerass sesiones en Zaragoza

Primeras sesiones en Zaragoza.

Muy buen comienzo en Madrid

Muy buen comienzo en Madrid

Así llegamos a las últimas secciones en un debate con Judith Butler, principal referente del movimiento queer. Este movimiento surge como reacción a la institucionalización de los movimientos de la “diferencia” de los años 80, y plantea nuevas formas de liberación en el debate sobre la libertad sexual. Nosotras como marxistas coincidimos con la aspiración de eliminar todas las opresiones y lograr las máximas libertades en el plano de la sexualidad y en todos los ámbitos de la vida. Pero no acordamos en la estrategia política que propone Judith Butler para ello: conseguir espacios democráticos bajo una “democracia radical y plural”. Algo totalmente utópico en sistemas que demostraron degradarse cada vez más bajo un capitalismo que sólo fortalece cadenas cada vez más perpetuas para las mujeres, sobre todo para las mujeres trabajadoras. No considerar prioritaria la lucha contra el capitalismo, de forma unitaria entre mujeres y hombres oprimidos y explotados, conduce a un proyecto concentrado en los cuerpos individuales y en batallas simbólicas; abandonando así la perspectiva de transformación social de conjunto.

Luchar contra todas las opresiones es luchar contra la explotación

Nosotras nos planteamos transformar el mundo y la vida de millones de hombres y mujeres, terminando con la explotación asalariada para terminar al mismo tiempo con todas las opresiones. La crisis del capitalismo ha hecho caer el mito del neoliberalismo triunfante y las ideologías reaccionarias del fin de la historia, por eso es necesario plantear nuevamente la confluencia entre el feminismo y el socialismo revolucionario, la confluencia de las luchas contra la opresión de género y la explotación capitalista, y la lucha contra el patriarcado como indisolublemente ligada a la lucha contra el capitalismo. Este es nuestro desafío: bucear en el marxismo más creativo y libertario para encontrar las más eficaces estrategias de lucha por la emancipación de la mujer y contra todas las opresiones.

menu
menu