Masiva movilización contra una nueva agresión sexual en Sanfermines

Masiva movilización contra una nueva agresión sexual en Sanfermines

Miles de personas muestras sus manos en alto durante la concentración que ha tenido lugar en la noche del jueves en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona, para mostrar su condena y rechazo ante la agresión sexual a una joven ocurrida esta noche en la capital navarra. Foto: EFE/Villar López

Ésta es la otra cara de los SanFermines que muchas veces los medios de comunicación y las instituciones pretenden eludir. El machismo y la violencia sexual parece ser una “tradición” más de estas fiestas, dónde año tras años son múltiples los casos de agresiones sexuales hacia mujeres.

Este año bastó con la primera jornada de encierros para que conociéramos el horrible caso de una chica de 19 años que fue agredida sexualmente por cinco hombres. Por ahora, los mismos permanecen detenidos y próximamente tomaran declaración.

En esta ocasión los medios de comunicación no pudieron obviarlo ya que la respuesta ante el repudiable hecho fue masiva. Las distintas organizaciones feministas y de mujeres convocaron a una movilización a la misma noche que se conocieron los hechos. La plaza del Ayuntamiento de Pamplona quedó abarrotada con miles de personas que levantaban el símbolo de una mano con el lema “No es no”, y gritaban “Erasorik ez erantzunik gabe” (Ninguna agresión sin respuesta). La protesta aglutinó a muchísimas más personas que el mismo Txupinazo, una de las principales tradiciones de la fiesta.

Ver imagen en Twitter

A la concentración también acudieron representantes políticos como el alcalde de la ciudad, Joseba Asiron y la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos. Sin embargo “el interés” que han mostrado no es casual, ni surge por un deseo directo de erradicar la violencia machista.

Las organizaciones feministas de Navarra llevan muchísimos años denunciando y enfrentando estos abusos. Por eso este año se ha intensificado la campaña contra las agresiones por parte del Ayuntamiento y el Gobierno de Navarra.

Los medios de comunicación y las instituciones siguen culpabilizando a las víctimas
El mismo día que se conocieron los hechos, las redes sociales explotaron de indignación por el trato que recibió la noticia. Pudimos ver como en importantes medios relataban lo sucedido mostrando imágenes que nada tenían que ver con el caso, dónde aparecían chicas medio desnudas o aparentemente borrachas. Una vez más ponían el foco en culpabilizar a la víctima.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Un discurso muy arraigado que parece justificar que si has bebido pueden abusar de ti, o según como vistas o si te quitas la camiseta, estás llamando a que te manoseen sin tu consentimiento. Es decir, la culpa es de esas mujeres que “no saben cuidarse”. Solo hace falta recordar los sanfermines del año pasado, donde varios periodistas y tertulianos acusaban a la joven que fue brutalmente agredida de ser “una inconsciente e irresponsable por irse con un desconocido a los baños de un bar”.

Por ahora los agresores permanecen arrestados, pero aún no sabemos cuál va a ser la sentencia. Sin embargo, cabe destacar que en el Estado Español muchas de las denuncias por violación y abuso sexual acaban siendo archivadas y dejando a los agresores impunes. Se exige a la víctima una gran cantidad de trámites y pruebas, y se la cuestiona constantemente.

Solo en el año 2015 se denunciaron más de 1200 casos de violaciones, una media de una mujer violada cada 7 horas. A ello hay que sumarle más de 9000 denuncias por otro tipo de agresiones sexuales, más todos aquellos casos que nunca llegan a denunciarse. Una cifra que se intensifica en verano y durante la temporada de fiestas, dónde parece que “todo vale”.

A estas cifras hay que sumarle que son muchísimas más las víctimas que no denuncian por miedo, vergüenza y una desconfianza en las propias instituciones.
¿Qué podemos esperar de unos cuerpos policiales en los que, en muchas ocasiones, en los mismos hay maltratadores y acosadores? Solo hace falta decir que uno de los cinco agresores del caso de San Fermín es Guardia Civil.

¿Qué podemos esperar de un sistema judicial que no solo deja impune a muchos de los agresores, sino que también humilla a las propias mujeres? Sólo tenemos que recordar el cinismo de la jueza que le preguntó a una víctima de violencia de género “Si había cerrado bien las piernas mientras la estaban violando”.. La magistrada sigue ejerciendo su cargo libremente.
Lo mismo podemos decir de un Gobierno que, entre otros ataques contra las mujeres, en los últimos años ha recortado estrepitosamente en recursos contra la Violencia de Género.

En fin, tanto el Gobierno, el Poder Judicial, los cuerpos policiales o los medios de comunicación son parte del mismo sistema patriarcal que fomenta la “cultura de la violación” que año tras año se lleva a miles de víctimas.
Ante ello es vital impulsar movilizaciones independientes de mujeres, que como la masiva respuesta en Pamplona este jueves, enfrenten de raíz cualquier forma de violencia machista.

Àngels Vilaseca

Empleada doméstica precaria, Barcelona

View more articles Subscribe
comment No comments yet

You can be first to leave a comment

mode_editLeave a response

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *

menu
menu